IMAGEN PORTADA FOLLETO EFIMARKETEl pasado día 18 de Noviembre tuvo lugar la presentación oficial del Proyecto Eficiencia Supermarket “EFIMARKET” en la sede de AFAR (Asociación de Fabricantes Andaluces de Refrigeración y Climatización), ubicadas en el CENTRO TECNOLÓGICO DEL IAT (Instituto Andaluz de Tecnología) (IAT) en Lucena.

El proyecto Eficiencia Supermarket es el resultado de la colaboración entre un consorcio de fabricantes formado por INTARCON, INFRICO, CORECO, IMPAFRI y DOCRILUC, y otras empresas y entidades colaboradoras como IAT, AFAR, KEYTER, INDITER, CAREL, IFEMA, GARNACHO Frío Industrial y CAEA ( Confederación Andaluza Empresarios de Alimentación).
Éste proyecto ha contado con la cofinanciación de la agencia IDEA y el programa operativo FEDER.
En la presentación del proyecto Eficiencia Supermarket estuvieron presentes el presidente del IAT, Miguel Ángel Luque, el presidente de AFAR, Aurelio García, el Delegado Territorial de Córdoba de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Ignacio Expósito, el director de Fomento y Gestión Energética de la Agencia Andaluza de la Energía, Cristóbal Sánchez, el alcalde de Lucena, Juan Pérez y el vicepresidente de CAEA Sergio Cubero.
Aurelio García expuso datos que reflejan la importancia del sector: las 26 empresas asociadas a AFAR facturan más de 300 millones de euros, cifra que ha supuesto un incremento del 10% en los últimos seis años, a pesar de la situación de crisis, dando empleo a más de 2.000 trabajadores. Las claves de éste desarrollo han estado en la permanente Innovación, el desarrollo de proyectos en colaboración la apuesta por la exportación desde hace más de 25 años. Igualmente destacó la colaboración con el IAT en materia de Desarrollo e Innovación Tecnológica, en el desarrollo de proyectos en colaboración y formación, así como en la instalación de un Laboratorio en el Centro Tecnológico.
José Ignacio Expósito destacó el apoyó de la Consejería al sector del Frío y Clima andaluz. Ésta apuesta se ha materializado en ayudas de 8 millones de euros para 75 proyectos que han supuesto una inversión de 32 millones de euros. Estos proyectos suponen, en segundo año, el 43% de las inversiones previstas en el Plan Estratégico del Frio y la Climatización, previstas para cinco años
Todos ellos expresaron su confianza en el proyecto, ya que se presenta como una solución real e inmediata para el sector supermarket, tanto para nuevas instalaciones basadas en las actuales soluciones de refrigeración comercial, como para las ya existentes a las que se les plantea un futuro incierto.
A continuación se formó una mesa de carácter más técnico compuesta por Manuel Servián, Gerente de AFAR, María Valcarce, Directora Salón Climatización – Ifema, Javier Cano, Director Comercial de Intarcon y Eugenio Garnacho, de Frío Industrial Garnacho S.A.
Javier Cano presentó la organización, justificación, características técnicas y objetivos del proyecto. El objetivo es el desarrollo e investigación de sistemas eficientes y sostenibles para la refrigeración y climatización de supermercados, y se justifica por el nuevo marco legislativo impuesto por la normativa F-Gas, que limita el uso de ciertos gases en un futuro próximo, y la reciente fiscalidad sobre los gases fluorados, que hace que sea inviable el uso de la mayoría de gases en función de su PCA.
Explicó que en la primera fase del proyecto, que ya se ha llevado a cabo, se ha implementado un sistema indirecto de refrigeración con glicol, para el cual se ha desarrollado una planta frigorífica de glicol y agua, así como los expositores y vitrinas con baterías de glicol y se ha recreado la sección de frío de un supermercado medio de 500m2. En una segunda fase se realizará un sistema con CO2 subcrítico.

esquema efimarket

 

 

 

 

La elección de usar un sistema indirecto con agua glicolada se justifica atendiendo a 2 criterios, el primero el índice TEWI (impacto total equivalente sobre el calentamiento atmosférico) por el cual los sistemas indirectos salen muy beneficiados respecto a los de expansión directa y sistemas en cascada; Y el segundo criterio es el coste anual de suministros, donde a priori un sistema de expansión directa es más ventajoso, pero si se tiene en cuenta la tasa que habría que incluir debido a la nueva fiscalidad, de nuevo los sistemas indirectos salen favorecidos.
Finalmente Eugenio Garnacho explicó las características de la instalación piloto realizada, cabe destacar que definió la solución de una manera concluyente como ” eficiente, ingeniosa y valiente”.
Señaló la versatilidad de la instalación, por los diferentes sistemas de refrigeración y condensación, que permiten una instalación flexible que acepta cualquier combinación sin mayor dificultad. En su reflexión final, al hilo de comentar las limitadas posibilidades de empleo de refrigerantes que permiten las nuevas normativas comentó: “este panorama hace que un buena solución la utilización de sistemas de refrigeración como el que hoy les presentamos”. Así mismo hizo una comparativa muy interesante: si en 2016 la instalación del proyecto (22kg R-134a) tuviese una fuga, habría que abonar 692€ en concepto de tasa, si fuese una instalación convencional (central frigorífica con R-404A) el importe sería de 18.314€, 26 veces más.